MAXIMILIANO GUERRA: «ME GUSTARÍA QUE LOS MILLONES QUE QUIEREN DESTINAR PARA LA REFORMA JUDICIAL SEAN PARA LOS LABURANTES QUE BAJARON LA PERSIANA»

REVISTA REPUBLICANA: Usted es un referente cultural muy prestigioso, ¿cómo ve el vínculo del gobierno nacional con los artistas?
MAXIMILIANO GUERRA: Creo que el mundo artístico está golpeado por la pandemia y la cuarentena, y en un punto también desesperados ya que sabemos que el teatro, filmaciones, conciertos, etc., serán de los últimos en volver a funcionar, y no veo que el Gobierno acompañe a nuestra comunidad. Realmente espero que pronto podamos sentarnos a hablar de protocolos para esa vuelta por el bien de los artistas y el público. Quiero solidarizarme con todos los artistas, técnicos, productores y todos los que trabajan en la industria teatral y cinematográfica porque sé que muchos la están pasando muy mal, y el escenario de incertidumbre es terrible.

RR: ¿Qué hay de cierto en que los sectores artísticos nacionales en su mayoría son afines al Gobierno?

MG: Yo no creo que esa afirmación sea cierta, y tampoco me parece importante que un artista tenga una inclinación política determinada. Yo juzgo al artista por la magia que despliega arriba del escenario, no por el cuadro de Perón o la foto de Alfonsín. Me da la sensación de que esa lógica del artista, que tiene tal inclinación política, que es de tal cuadro de fútbol, que está de acuerdo con tal movimiento, etc., lo único que hace es alimentar una lógica binaria que no nos permite acordar. Yo creo que los artistas tenemos mucho para aportar en una Argentina, porque nuestro talento es muy valorado en todo el mundo, y eso debemos exprimirlo al mango.

RR: Usted además recorrió el mundo y es un referente internacional indiscutible. ¿Cómo piensa que ven a la Argentina en el resto del mundo?

MG: Te voy a responder al revés. Me gustaría que la calidad política argentina se pudiera reflejar de la misma manera que el Deporte, la cultura y toda la industria del conocimiento. Los argentinos somos muy valorados afuera.
Me gustaría que valoraran a nuestra democracia al igual que a Manu Ginobili en los Spurs, que a Galperín en América Latina o a nuestros científicos. Para eso la política debe dar un salto de calidad, y por ese motivo quiero aportar desde mi humilde lugar.

MG: Además, usted siempre estuvo muy comprometido con la realidad social del país. ¿Cómo ve la situación de la gente en este contexto?

RR: Me gustaría que los 4000 millones de pesos que hoy se quieren destinar a la reforma judicial, sean para los comerciantes, para los laburantes que bajaron la persiana. Quiero que la Argentina, y fundamentalmente el gobierno, que hizo las cosas muy mal en este tiempo, deje de lado la retórica bélica y se enfoque en que cada peso que entre al Estado, vaya a mitigar el hambre y la angustia de una sociedad que dio todo, y que hoy la acusan injustamente de anticuarentena, anti todo.

RR: ¿Qué es la grieta para usted?

MG: Mirá, está claro que hay una profunda división en la Argentina. Yo no sé si llamarlo grieta o qué nombre darle, pero creo que tiene su origen en Cristina Kirchner y su lógica de construcción de amigo – enemigo. No soy un experto en política, y creo que siempre hubo divisiones, pero no con este nivel de violencia, donde o pensás como ellos o sos un apátrida. Y hoy veo esas expresiones de odio en todos lados: en el Presidente cuando habla de la opulencia de CABA, en el ninguneo de nuestros diputados, o en la propia Cristina Kirchner, que apaga los micrófonos de la misma manera que apaga el diálogo. Pese a eso, veo a Juntos por el Cambio muy responsable, acompañando al Presidente en temas como el Covid, pero sin darle un cheque en blanco, porque quedó demostrado que cuando les das un metro de ventaja, te aprueban leyes entre gallos y medias noches.

RR: ¿Cómo evalúa a Alberto Fernández cómo líder? ¿Y a Cristina Kirchner?

MG: La pregunta debería ser a qué Alberto Fernández evalúo: al que llama a los empresarios a Olivos o al que busca expropiar Vicentín. El que dice que el Memorándum con Irán es traición a la patria por parte de Cristina Kirchner, o el que gana la elección junto a ella y cambia de parecer. Al que dice que le preocupa la seguridad o el que no mueve cielo y tierra para meter a los delincuentes tras las rejas. El que cree que Venezuela es una dictadura, o el que a golpe de timón dice que se respetan las libertades individuales. El que cree que la Corte Suprema está bien con cinco miembros, o el que la reforma cuando acuerda con la Vicepresidenta.
Creo que él debe definir quién es para que uno pueda hacer una evaluación más concreta. En el tiempo que lleva gobernando a mí me decepcionó, como creo que decepcionó a muchos argentinos. Cristina Kirchner es lo que fue en los 3 gobiernos anteriores. Este cuarto mandato no es distinto, al contrario; creo que viene para terminar lo que dejó inconcluso, y a mí me parece que le ha hecho mucho daño a la sociedad, desde todo punto de vista. Nos empobreció, nos dividió, nos ha llevado al límite.

RR: ¿Por qué tomó la decisión de criticar tan abiertamente al Gobierno? ¿Siente que esto lo puede perjudicar?

MG: Yo no tomé la decisión de criticar al gobierno, sino de implicarme en política porque creo que puedo ayudar desde el plano social a ser mejores como sociedad. Este gobierno es lo que es, y yo me metí porque no soy un melancólico de la vida. Apuesto al futuro, a qué podemos mejorar, y lo hago con la misma pasión que cuando me subía al escenario. Doy todo, siempre.

2 Comments

  1. Que bueno escuchar y compartir algunas ideas con alguien de la Danza ! La mayoría soon cool Peronistes!

    me gustaría charlar con Maximiliano!

  2. muy pero muy bueno lo que comento el SEÑOR, si asi con mayusculas, muchos como el nos hacen falta para tener un pais como la gente y no como ahora que estamos
    sintiendo verguenza ajena x lo que hace este gobierno

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: